Esta aventura inicia cuando empiezas el recorrido saliendo de Medellín por la vía a Bogotá en una moto o scooter de Moto Rent. Es un trayecto de dos horas donde sentirás diferentes climas a medida que subas y bajes de la montaña. La ventaja es que en Colombia las motos no pagan peaje, lo que significa un ahorro sustancial en costos que podrás invertir en paradas para probar el famoso merengón, dulce de crema y fresas que se vende en el camino. 

Al llegar a Guatapé pueden parar por la iglesia que emula la Piedra del Peñol. Una pequeña capilla con un encanto místico que, si visitas un domingo, la encontrarás llena de vida a sus alrededores. Allí podrás probar las obleas, una galleta más grande que el tamaño de tu mano, rellena de mermelada de mora, queso fresco o arequipe (dulce de leche). 

Entre las cosas que se pueden disfrutar en el camino es la vista a los lagos que bordean la zona alrededor de la piedra. Allí, sus aguas cristalinas llaman a los aventureros a practicar deportes náuticos o pasear en las pequeñas embarcaciones que realizan recorridos constantes. Con una moto de Moto Rent no te debes preocupar por tiempo pues, con calma, podrás conocer todos los parajes escondidos que te encuentres a medida que vas descubriendo el camino que llega hasta la piedra. 

Una ves al frente del Peñol, la altura y la experiencia de observar todo el valle te hará recordar ese momento para siempre. Con esa memoria, el regreso será tranquilo y disfrutarás de la brisa fresca mientras vuelves a Medellín para planear la próxima aventura en tu moto o scooter de Moto Rent.